Redes: Ken Robinson

De nuevo volvemos al modelo que vimos en la entrada de Ken Robinson, un modelo basado en la repetición procedente de la economía industrial. Un modelo que ya no nos sirve porque el mundo ha cambiado.

No aprendemos repitiendo, sino haciendo.

Así que vamos a intentar ARTividades que partan de la experiencia, porque es ahí donde conseguiremos aprendizajes significativos.

La felicidad,ahora sí, se convierte en un punto y objetivo central en nuestras vidas, y para eso, el desarrollo individual es imprescindible.

La escisión entre las ciencias y las disciplinas artísticas, ha hecho que nos olvidemos de un campo fantástico, el de la creatividad.

Está claro que Ken Robinson va a convertirse en un referente imprescindible para que nos ayude a reflexionar sobre el desarrollo de la creatividad.

Es un rollazo (permitidme esta cutre-expresión) que la economía se cruce siempre en todos los ámbitos como una razón negativa. Según Robinson, una de las razones para que a las enseñanzas artísticas se les haya dado tan poca importancia es económica.

La importancia de los sentimientos para mí, se convierte en uno de nuestros objetivos centrales educativos. Por eso está tan de moda ese concepto de Inteligencia Emocional (que ya analizaremos en otro momento) que se hace tan importante a medida que nos vamos haciendo mayores.

Yo propongo retomar concepción de la creatividad que nos devuelva la relación entre las disciplinas artísticas y científicas, puesto que ambas salen perjudicadas.

Mmmm. Me ha recordado la existencia de Mensa:

El único requisito de admisión es obtener, en una prueba de inteligencia acreditada, una puntuación por encima del 98% de la población general. Una de cada 50 personas está capacitada para ser mensista y técnicamente se considera superdotado.

¿Qué es esto? ¿de verdad que existe una agrupación así? ¿No se han dado cuenta de esto?

menso, sa.

1. adj. coloq. Ec., El Salv., Hond., Méx. y Nic. tonto (‖ falto de entendimiento o razón).

Es verdad que tenemos un sistema basado en el resultado, y no en la experiencia. Ya lo decía Kavafis.

En el video, ése momento final en el que el niño pide motivación, es fabuloso. ¿Acaso no nos pasa a nosotros y nosotras en nuestra vida diaria? ¿no necesitamos de eso para poder realizar cada cosa que hacemos? 

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s